¡El cambio comienza ahora!

Christopher Castillo Lizarde

El día 4 de febrero de 1996 llega nuestras vidas Christopher Antonio Castillo Lizarde, como dice mi mamá un milagro de vida, un niño que desde muy pequeño se diferenció del resto de sus pares por su forma de ser, siempre tan respetuoso, caballero, responsable, amoroso.

Desde adolescente trabajó para no ser una carga económica  a nuestros padres, con estos recursos el costeaba parte de la mensualidad de la universidad, ya que la mayor parte era financiada por becas obtenidas por sus capacidades y también para sus gastos personales. Siendo su último cargo laboral como bodeguero en supermercado Provimarket en Limache.

A sus 19 años, mientras que sus pares preferían entretenerse, él dedicaba  sus tiempos libres a trabajar junto a sus padres en su parcela, ubicada en el embalse de Lliu-Lliu en Limache. No obstante fue también un alumno destacado, no solo en lo académico sino que también en el ámbito  personal, tenaz presidente del centro de alumnos de su carrera, Ingeniería en Prevención de Riesgos en la Universidad de Viña del Mar, solidarizando con sus compañeros para que no desertaran en sus estudios, brindando ayuda como tutor académico. Por lo cual recibió dos años consecutivos el premio al alumno del año, siendo este último recibido por nuestros padres.

Christopher cuando pequeño

peque

Christopher y su pasión

moto

Christopher en familia.

 familia

La vida le fue arrebatada….

El pasado 30 de enero, a vísperas de su cumpleaños número 20, cuando se dirigía a su trabajo a pocos metros de llegar a su destino, encontró su trágica muerte a causa de un “conductor PROFESIONAL”, quien tomó la decisión de manejar conscientemente una retroexcavadora que no cumplía con los requerimientos básicos de seguridad, como luces de señalización de viraje en mal estado y sin sus espejos retrovisores. Este conductor profesional realizo un viraje hacia su izquierda, para meterse en un terreno a media cuadra de la Avenida República, el cual no se percató de la presencia de nuestro hermano, quien lo venía adelantando, ya que estaba permitido, en este momento fue cuando la pala de esta máquina impacta la motocicleta de Christopher, el cual sale eyectado y por la complejidad de las lesiones es trasladado desde el hospital Santo Tomas de Limache hacia el hospital Gustavo Fricke en Viña del Mar, fueron tan graves las lesiones producidas que le causó la muerte unas horas después. Truncándole todos sus proyectos de vida, el ser profesional, el ser padre de familia y que nuestros padres no trabajaran más, ya que él quería hacerse cargo de ellos. No tan solo le quito la vida a nuestro hermano, también nos quitó gran parte de nuestras vidas como familiares directos, además este conductor le privó a la sociedad un gran elemento.

El fiscal a cargo quiere llegar a una salida alternativa, la cual consta de una firma mensual por un año y la suspensión condicional de la licencia de conducir por el mismo periodo. Aquí nos preguntamos cómo afectados ¿eso es lo que vale una vida de un ser humano?

Ley Kupher.

Independiente de que sea nuestro hermano, creemos que ninguna persona se merece tal falta de respeto, la vida de un ser humano no vale 12 firmas. Motivo por el cual nos surgió la idea de buscar ayuda en nuestros honorables Senadores y Diputados para modificar la actual ley de tránsito, en lo que se refiere conducir vehículos en mal estado y que ocasionen accidentes con resultados graves, gravísimos o muerte.

Hoy la Ley somete a responsabilidad penal solamente al conductor y al dueño sólo responsabilidad civil.

El proyecto de Ley Kupher, trata de una modificación a la actual ley de tránsito en lo que se refiere al delito de manejar vehículos en malas condiciones o sin medidas básicas de seguridad, causando lesiones graves, gravísimas y/o con resultado de muerte. Asimismo busca amparar y proteger a aquel empleado que sepa del mal estado y de aviso de la condición del vehículo de trabajo (inspección del trabajo) y éste sea acosado por su empleador para seguir trabajando.

Lo que se busca  es que el dueño de la máquina de trabajo (que además se puede extender a todo vehículo con el cual se trabaje), también tenga responsabilidad penal por no mantener su vehículo en óptimas condiciones, más aún si el accidente es con resultado de muerte.

Fundación Kupher.

El objeto de la Fundación será acompañar a víctimas y sus familiares por delitos vinculados a la ley de tránsito, por manejo de vehículos en malas condiciones, entregando apoyo moral, personal, psicológico y jurídico. Desarrollar campañas de sensibilización y educación vial, que permita fomentar una ciudadanía más consciente y responsable en el comportamiento de la mantención de sus vehículos. Desarrollar investigación, la cual permita plantear políticas públicas, gestión ciudadana y cambios legislativos, instancias vinculadas con la formación y educación del comportamiento vial en plazas públicas.

Marcha para modificación de ley de tránsito.

AFICHE MARCHA 1

Realizaremos una marcha el día viernes 12 de agosto  a las 18:00, la cual empezara desde la plaza Sotomayor, recorriendo las calles Esmeralda y Condell hasta llegar a la plaza victoria y  viceversa.

Bingo a Beneficio.

Haremos  un bingo a beneficio el día viernes 7 de octubre, para reunir fondos a nuestra fundación, ya que es sin fines de lucro y para reunir 1000 firmas.

Se llevara a cabo en el Club deportivo de Santa Inés, contaremos con la participación de artistas como Mauricio Medina y CIA, el doble de Romeo Santos, entre otros.

 “Ley Kupher”: Legislar en delito de manejar vehículos en mal estado.

** Texto anterior fue redactado por familiares de Christopher Castillo.**

Nosotros, como Protección Legal al Motociclista apoyamos profundamente tanto la iniciativa del cambio en la normativa vigente, la cual planteamos desde ya será bastante complicado por ser la responsabilidad penal de carácter personal, pero nada obsta a que sea un debate y que se cree conciencia sobre la peligrosidad cierta el hecho de conducir vehículos en deficiente mantención o medidas de seguridad.

En cuanto a la Fundación Kupher, estaremos informando sobre los avances, ya que una vez se lleve a cabo irrogará beneficios inconmensurables a las victimas de accidentes de tránsito, y al llevar el nombre de una de ellas perdurará en nuestra memoria no sólo Christopher, sino que tantos motociclistas que han caído para nunca levantarse,pero que quedarán en nuestra memoria como si estuviesen con nosotros, montando sus motos como siempre lo añoraron.

Por nuestra parte seguiremos en la lucha de obtener Justicia para aquellos motociclistas caídos por irresponsabilidades de los demás “conductores”, que ningún delito cometido en contra de algún hermano de ruta quede en la impunidad. ¡EL CAMBIO COMIENZA AHORA!

Buenas y eternas Rutas! 

 

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *